epidemiologia pancreatitis cronica

La PC esta asociada, en su mayoría, a un consumo crónico de alcohol,
considerado como el factor etiológico más importante. La enfermedad
es 2 a 4 veces más frecuente en hombres, se presenta en la cuarta a
quinta década de la vida y su inicio es después de más de 10 años de
consumo de alcohol. Sin embargo, se observa PC sólo en una minoría
de alcohólicos y, por otra parte, no existe un umbral de toxicidad conocido.
Entre los factores, que aumentan la sensibilidad del páncreas al
alcohol, está la dieta rica en proteínas y grasas. Por otro lado, la dieta
extremadamente pobre en proteínas y la mala nutrición infantil, también
son factores de riesgo de una forma especial de la PC, la pancreatitis
tropical, descrita originalmente en India y en África, y también en Brasil.
Más discutido es el rol de una proteína pancreática, la PSP (Pancreatic
Stone Protein) o litostatina, cuya ausencia genética o disminución adquirida
sería un factor etiológico de la PC. Es importante destacar, que la
colelitiasis y las anomalías congénitas del páncreas son causa frecuente
de una PA, eventualmente de PO pero no de PC.
Durante los últimos años se logró demostrar una serie de mutaciones
ligadas a PC. Se identificó la mutación responsable por la PC here293
ditaria (PRSS1), cuyo resultado es la síntesis de un tripsinógeno
catiónico con tendencia a la autoactivación y difícilmente degradable.
Se observaron mutaciones del gen que determina la secreción del
inhibidor de tripsina (SPINK1 = Serine Protease Inhibitor Kazal type 1),
cuyo resultado es una disminución de la síntesis de inhibidor de tripsina.
Se asocia también con la PC una significativamente mayor frecuencia
de mutaciones menores del gen de la fibrosis quística (CFTR – Cystic
Fibrosis Transmembrane Regulator). En resumen, se descubrió la base
genética que podría explicar la facilidad en ciertos individuos para desarrollar
PC no hereditaria bajo de efecto de otros factores (alcohol).
La pancreatitis autoinmune ha adquirido importancia en los últimos
años, se asocia a otras enfermedades autoinmunes y en ella, la dilatación
de los conductos es mínima o inexistente; se puede manifestar en
forma “pseudotumoral” y responde al tratamiento esteroidal.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: